El libertino de calidad

By Conde de Mirabeau

Las falsas memorias que el conde de Mirabeau novela en El libertino de calidad trazan l. a. intensa vida de un seductor que, salido de l. a. aristocracia y cargado de cinismo, va a utilizar sus poderes amatorios para conseguir dinero; los angeles ironía que el autor presta al relato distancia al lector de ese personaje dedicado a l. a. depredación amatoria. Como Don Juan, busca el placer a cualquier precio para convertirse en ejemplo de una situación apenas descrita en l. a. literatura de l. a. época: l. a. prostitución masculina. los angeles habilidad narrativa de Mirabeau pone el foco de manera especial en episodios concretos, iluminándolos de una forma tan intensiva que sugieren y muestran con todo detalle una serie de momentos de placer extremado, sin renegar del lenguaje que realmente utiliza el erotismo ni convertirlo en tabú. Escrita en los angeles prisión de Vincennes, Mirabeau intentaba, a través de su personaje, persuadir, divertir, sorprender, provocar, utilizando una prosa enérgica, llena de colorido, que más tarde le serviría para desarrollar l. a. oratoria que le mereció el sobrenombre de «Tribuno de los angeles Libertad».

Show description

Quick preview of El libertino de calidad PDF

Show sample text content

Suspiráis… ¡Inés! ¡Inés! , no confiáis en mí… Yo, que os quiero tanto. (Sus mejillas se colorean. ) — ¡Vos me amáis! ¡Oh, Dios mío, si así fuera! — Inés, ¿sería eso ofenderos? ¡Ay! , no es culpa mía; sois tan lovely. (Le cojo los angeles mano. ) — ¡Oh, dejadme! … Virgen Santa… (Se levanta. ) — Hermana mía, lo veo, me tenéis miedo; os resulto odioso… ¡Pues bien! , me retiro. » — Cómo, ¿te vas? … — ¡Mala bestia! … ¡Pobre niña! , ya es mía; me bastará con dar el golpe de gracia; en l. a. primera ocasión, me los angeles meto en el bolsillo.

Oh desesperación! ¡Yo, el terror de los maridos! ¡Yo, los angeles perla de los jodedores! Aquí estoy cubierto con el penacho de moda… ¡Cucú, cucú, en ciernes! … ¡Cucú por delante y por detrás, y por culpa de un adefesio, de una maritornes! … ¿Adónde huir? ¿Dónde esconderme? Los epigramas me asesinarán. No es eso todo. Al día siguiente un hombre vestido de negro pide hablar conmigo. En medio de muchas reverencias me entrega un papelito… «Señor, os equivocáis. — No, señor, me cube el normando. — Pero ¿quién manda esto?

Dioses… me… me… muero! …» Y los angeles palabra expira en sus labios de rosa… Suena l. a. hora en su Citerea12; el amor ha sacudido su antorcha en el aire; vuelo en sus regrettably, lucho, se abren los cielos… He vencido… ¡Oh, Venus, cúbrenos con el cinturón de las Gracias! … ¿Pintaré esos éxtasis voluptuosos en los que el alma good parece gozar del reposo en el momento mismo en que más se derrama al external? … No, no, esas delicias no pueden expresarse. Lejos de nosotros los reproches, Julia no me los hará; me quería por dueño, deseaba l. a. felicidad, renace para disfrutarla otra vez… Pero ¡qué prodigio!

Un ruido muy significativo me hace saber que estaban jodiendo. Ya me retiraba cuando oigo: «Basta… basta… ¡Ah, reverendo! … Basta… ¡Ah! , joder… Granuja de monje… ¡Ah! , vas a matarme. — Por el cordón de san Francisco54, responde el hipócrita, quiero completar mi docena. » Joder, éste es de los nuestros; cojo una escudilla llena de tostada con azúcar. Me planto de centinela, en espera de que haya terminado de cantar su letanía; entonces, abriendo los angeles cortina: «Hombre de Dios, le digo muy humildemente, ¿no querríais este julepe?

Quién diablos se ha jactado nunca de sus orejas? (Observé que en este punto el marqués period modesto. ) Pero no me gusta el tal Gluck27 en absoluto; no hay nada que provoque los angeles risa en su música, ni una pobre melodía que ayude a beber de un trago un vino de Champaña. Hay que descomponer a ese hombre para encontrar dos o tres frases con las que hacer un rondó. Vuestro Piccinni no entiende en absoluto de armonía, y de no ser por l. a. melodía de ballet que baila Guimard yo habría silbado su Roland de principio a fin.

Download PDF sample

Rated 4.99 of 5 – based on 34 votes