El Líder de la Manada

By Cesar Millán

Si ya leíste El encantador de perros y conoces mejor a tu mascota, ha llegado el momento de que te conviertas en el líder de los angeles manada. ¿Cómo saber si tu perro es inestable? ¿Cómo diferenciar entre su carácter y las señales de un comportamiento voluble? ¿Se vuelve agresivo tu perro durante un paseo o en el parque, aúlla dur ante horas cuando estás fuera de casa o corre de un lado para otro compulsivamente? Del autor del número uno en ventas El encantador de perros llega una nueva guía que te permitirá desarrollar las habilidades necesarias para convertirte en el sólido líder de los angeles manada que tu mascota necesita para disfrutar de una vida plena y equilibrada. El camino necesario para conseguir que tu perro y tú seáis los mejores.Utiliza el método de César Millán y cambia tu vida y l. a. de tu perro.

Show description

Quick preview of El Líder de la Manada PDF

Show sample text content

Me enseñó a no darme por vencido nunca con los angeles gente, y cuando los angeles gente tiene un perro en su vida como profesor, pueden llegar hasta donde quieran. los angeles historia de AJ y Sparky es una hermosa lección del poder sanador de los perros, y también de cómo llegando a dominar el liderazgo firme y sereno se pueden obrar cambios sorprendentes en otros aspectos de nuestra vida. Lo maravilloso de los perros es que pueden motivarnos para que cambiemos como ninguna otra cosa en el mundo puede. Si un perro pudiese elegir con qué humano desea vivir, no pondría un anuncio por palabras que dijera: «Busco un amante de los perros para que me quiera, me quiera y me quiera».

Pero cuando lo llevaron a un refugio les informaron de que si nadie lo adoptaba en veinticuatro horas, tendrían que dormirlo. Agobiados por los angeles culpa, l. a. familia pasaba en su coche ante el parque n° 29 cuando a uno de ellos se le ocurrió «¡dálmata = bombero! ». Entraron con el precioso cachorrito en los brazos y se lo presentaron al capitán Gilbert Reyna, rogándole a él y al resto del cuerpo de bomberos que lo adoptasen. En un principio, el capitán dijo que ni hablar. ¿Cómo se iban a ocupar en un parque tan extremadamente atareado como aquél de un dálmata hiperactivo, excitable y huérfano?

Hay una cuestión que quiero comentar: aunque soy de los angeles opinión de que en common l. a. gente del Tercer Mundo es más instintiva y está más en sintonía con l. a. Madre Naturaleza que los norteamericanos, con ello no quiero decir que en los países del Tercer Mundo se trate mejor a los animales que los angeles gente de las naciones industrializadas. Más bien al contrario: en los países tercermundistas se suele tratar muy mal a los animales. Yo, por ejemplo, estoy en Estados Unidos en parte por los angeles poca importancia que se da a los perros en México, exceptuando quizás a los más ricos de sus habitantes.

SÍ empieza a hacerle respetar las normas desde el mismo día en que llegue a tu casa. Tu perro no entenderá el concepto de «días especiales» o «vacaciones». SÍ concentra siempre tu energía firme y serena cuando vayas a corregir un comportamiento incorrecto. SÍ ofrécele a tu perro una alternativa frente al comportamiento prohibido. NO impongas reglas si te sientes frustrado, enfadado, emotivo o cansado. Espera a que puedas responder con serenidad ante el comportamiento de tu perro. NO grites ni golpees a tu perro enfadado.

Aunque los humanos valoramos por encima de todo lo demás lo que decimos con palabras, todos los animales se comunican utilizando pautas no verbales. Muchos de estos mensajes se envían de un modo automático, es decir, que ni siquiera sabemos que los estamos enviando. Y según Allan y Barbara Pease, en El lenguaje del cuerpo, el lenguaje corporal humano es casi imposible de manipular ya que el observador (animal o humano) enseguida se daría cuenta de que los gestos no son congruentes, especialmente con lo que el sujeto pretende estar comunicando.

Download PDF sample

Rated 4.97 of 5 – based on 34 votes