• Home
  • Biography
  • Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista

Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista

Stefan Zweig se refirió al gran humanista Erasmo de Rotterdam como el primer “europeo consciente de serlo”. Para él, Erasmo period el “maestro venerado”, al que se sentía unido no solamente en lo espiritual sino sobre todo en el rechazo de toda clase de violencia.

Show description

Quick preview of Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista PDF

Show sample text content

L. a. decisión de Erasmo es rigid: hace esperar durante años a emperador, reyes y papas, a los reformadores (Lutero, Melanchthon, Durero), a todo el ancho mundo en guerra y ninguno de ellos consigue sacarle ni una palabra resolutoria. Sus labios sonríen cortésmente a todos pero permanecen obstinadamente cerrados a l. a. última, definitiva palabra. Pero hay uno que no quiere esperar, un fervoroso, encarnizado e impaciente guerrero del espíritu, irrefrenablemente decidido a cortar este nudo gordiano: Ulrich von Hutten.

Su delicadeza inside sufre bajo cualquier forma de incultura. En una época de desoladora negligencia corporal, en un mundo bárbaro, este solitario adalid de los angeles higiene busca desesperadamente los angeles misma pulcritud que, como artista y escritor, pone en su estilo, en su trabajo. Su organismo, más moderno y nervioso que el de sus contemporáneos de recios huesos, piel dura y nervios de acero, les avanza necesidades culturales propias de siglos futuros. Pero el mayor de sus terrores es los angeles peste, que por aquel entonces se propaga mortíferamente de país en país.

Con paso rigid y despiadado sigue su histórico camino. Erasmo, por su parte, se dirige al Papa, obispos, príncipes y señores, esto es, a los adversarios de Lutero, con los angeles misma insistencia con que se ha dirigido a éste, para advertirles de que no se precipiten en su dureza con el agustino. También en este bando ve entrar en acción a su antiguo enemigo, el fanatismo ciego y contento de sí mismo que se niega a reconocer sus errores. Por eso advierte que quizá se ha sido demasiado duro con el anatema, pues Lutero es un hombre totalmente recto cuya actitud important es alabada por el común de los angeles gente.

En Augsburgo, sin embargo, fuera por primera vez del efecto hipnótico del líder, los angeles faceta erasmista de su naturaleza también puede desplegarse desenvueltamente y Melanchthon se muestra dispuesto sin reservas a l. a. máxima conciliación. Va tan lejos con sus concesiones que casi vuelve a poner un pie en l. a. vieja Iglesia. los angeles �Confesión de Augsburgo», redactada personalmente por él porque Lutero, como confiesa, �no puede ser tan delicado y suave», no contiene, a pesar de su formulación precisa y elaborada, nada groseramente provocador para los angeles Iglesia católica.

Cuando le reprochaban groseramente esta falta de belicosidad, sonreía y respondía elegantemente con una frase regia: �Ese reproche sería muy duro si yo fuera un soldado suizo, pero soy un hombre de letras y necesito tranquilidad para trabajar». El único elemento fuera de toda duda en este hombre tan dubitativo period un cerebro infatigable que nunca dejaba de trabajar, un cuerpo extraño por así decir en el resto de su débil organismo. Su cerebro no conocía tribulaciones, fatiga, vacilaciones, inseguridad: funcionó con los angeles misma claridad e irradió l. a. misma fuerza desde sus primeros años hasta el momento mismo de su muerte.

Download PDF sample

Rated 4.08 of 5 – based on 20 votes