Eterna mortalidad (Clásica Maior)

En l. a. Escocia de 1679, el asesinato del un arzobispo desata los hilos de una guerra civil largamente incubada. En medio, un joven intrépido y entusiasta, Henry Morton, se encuentra inmerso en un conflicto de lealtades.

Show description

Quick preview of Eterna mortalidad (Clásica Maior) PDF

Show sample text content

Y por qué motivo habláis de mí con ese desprecio? ¿Acaso no he protegido a mi rebaño de los lobos durante treinta años? Sí, incluso mientras vos, John Balfour, estabais luchando en las filas de los incircuncisos, un filisteo11 de fruncido ceño y sangrienta mano. ¿Quién soy para vos? –Os lo dire, ya que deseáis tanto saberlo –dijo el cameroniano–. Sois uno de los que cosechan donde no han sembrado12, y se reparten el botín mientras los demás combaten, uno de los que siguen el evangelio para comer los panes de cebada y los peces13, de los que aman más a su propio hogar que a los angeles Iglesia de Dios, y de los que preferirían recibir su salario de los partidarios del episcopado o de los paganos antes que acompañar a esos nobles espíritus que lo han dejado todo en nombre del Covenant.

Que todo siga igual; me contentaré con visitar los angeles vieja casa por última vez. » Milnewood jamás había sido una mansión alegre, ni siquiera en sus mejores tiempos, pero tenía un aspecto doblemente lúgubre bajo los auspicios de l. a. vieja ama de llaves. Todo se conservaba en buen estado; no había ninguna pizarra partida en el tejado gris e inclinado, y ningún cristal roto en las estrechas ventanas. Pero nadie parecía haber pisado el césped del patio delantero en los últimos años; las puertas estaban cuidadosamente cerradas con llave, y l. a. que daba acceso al vestíbulo imperative tenía aspecto de llevar cerrada mucho tiempo, pues las telarañas invadían el porche de entrada.

Sin más demora, salieron al trote en dirección a Tillietudlem. los angeles luz de los angeles luna daba paso a l. a. aurora, cuando llegaron a l. a. vieja fortaleza, y los pálidos colores de l. a. mañana comenzaban a iluminar su oscura y bold torre. El grupo se detuvo ante los angeles primera verja, sin aventurarse a continuar por miedo al fuego enemigo. Lord Evandale cabalgó solo hasta los angeles entrada, seguido a cierta distancia por Jenny Dennison. Al aproximarse al portón, llegó hasta sus oídos un fuerte tumulto procedente del patio, nada acorde con l. a. tranquila serenidad de un amanecer de verano.

Eight Marcos three, 17. Sobrenombre dado a Juan y a Santiago. nine Salmos seventy nine, 2. 10 Éxodo thirteen, 21. eleven Jueces five, 20-22. 12 l. a. señal sería un mensaje de Dios y el estandarte animaría a los justos a seguir luchando. thirteen Tierra de magos, en el este de Grecia. 14 II Samuel sixteen, 5-7. 15 Éxodo thirteen, three and so on. sixteen Salmos seventy eight, fifty one y 106, 22. 17 Amós 4,11; Zacarías 3,2. 18 I Samuel 15, three. 19 Hebreos five, 14. 20 activity four, 19. 21 Isaías sixty four, five. 22 Isaías 30, 33. Lugar del valle de Ben Hinón en el que se sacrificaba a los niños. Su descripción recuerda a l. a. imagen cristiana del Infierno.

Algunos campesinos y nuestros exploradores me informaron de ello. –¿A cuánto asciende su número? –inquirió el comandante. –Probablemente a un centenar de hombres, aunque los datos difieren. –Entonces –dijo Claverhouse–, es hora de ponernos en camino y hacer algo. Sargento, que los hombres se preparen para partir. Bothwell, quien, al igual que el caballo guerrero de las Escrituras7, parecía olfatear l. a. batalla en los angeles lontananza, se apresuró a dar l. a. orden a seis negros, ricamente ataviados de blanco, con enormes collares y brazales de plata.

Download PDF sample

Rated 4.54 of 5 – based on 44 votes