La Cuestión De Dios (Ensayo/Pensamiento)

Quick preview of La Cuestión De Dios (Ensayo/Pensamiento) PDF

Show sample text content

313 Mi hermana y yo, Madrid, Edaf, 1984, págs. 208 y 209. 314 Nietzsche estuvoloco e ingresado en un manicomioonce años,desde 1889 hasta 1900, año de su muerte. El día ocho de enero de 1889 el último y más du —¡Hombres superiores! 315 —prosiguió Nietzsche—. �Espíritus libres! 316 �Sangre pura! 317 �Humanidad aria y espíritu alemán! 318... No a los angeles fórmula absurda de las mayorías, necesitamosJefes319, una raza de dominadores, futuros señores de los angeles tierra, una especie more desirable de hombres320. �Hace falta un Gran Hombre que pueda servir de referencia!

Soy mientras siento Yo le dije: —¿Cómo dices que sientes si no lo piensas? �Cómo sientes si no eres antes? He oído todo lo que has dicho. Has identificado Yo con el Cuerpo, nos ha hecho sensualistas absolutos. Tal Yo, �qué es? Es otro yo presupuesto y vacío. Antepones el sentir al pensar y al ser y, de esta forma,presupones �yo sentiente» vacío de sensaciones. Has afirmado que siempre te sientes a ti mismo: �Tú también te crees acto puro? �Eres como Descartes, pero en materialista? �No te das cuenta que para sentir tienes antes que ser?

Soledad del cuerpo! —se lamentó Poliandro—. Yo no quería ser res cogitans, pero tampoco esto, sólo res extensa. —... Los sentidos no mienten... Es l. a. razón los angeles causa de que falseemos el testimonio de los sentidos178 —dijo Nietzsche—. Así habló179... D) Refutación del prejuicio que hace infalibles a los sentidos. Reivindicación de l. a. metafísica respecto a lo espiritual inmanente (la razón) —Así habló Zaratustra —dijo Poliandro—, ya lo sé, debió ser un gran sabio. Mal lo tienes, Justino: has tenido que demostrar a Descartes que tiene cuerpo, y ahora, mira, vas a tener que demostrar a los materialistas que tienen alma.

Creo que, en efecto, nuestra razón no tieneautonomíasi por tal entendemos unaautonomía constitutiva,según l. a. cual l. a. razón humana se da a sí misma su propia ley ethical sin contar con nada ni nadie, prescindiendo de Dios. Y que, en cambio, sí es autónoma si por tal apreciación entendemos que tiene una autonomía declarativa, en cuanto que se da a sí misma una ley ethical que conoce (no los angeles crea) por participación, por así decirlo, del nomos (ley eterna) establecido por los angeles Razón divina, por trademarks. l. a. razón �declara» (como acabo de decir, no crea ex novo) una regla ethical que ya estaba ahí, en ella, a modo de chispa de lo divino, y l. a. declara para sí misma, en su interioridad, con auto-nomos.

Pero, en cambio, su arjé es tal (la materia) que cierra el conocer por —————— 176 Principios de l. a. filosfía del futuro,ob. cit. , pág. eleven. 177 Tesis provisionales... , ob. cit. , pág. 33. 178 Cómo se filosofa... , capítulo �La razón en l. a. filosofía», 2. 179 Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie. demostración lógica, de emblems, el �saber para otros». Su criterio de verdad son los sentidos, que son irrefutables. Así, creyendo en ellos, no se equivocan, pues los sentidos no juzgan, pero renuncian alogos.

Download PDF sample

Rated 4.64 of 5 – based on 24 votes